¿Eres de las personas que aun manejando intentan escribir y enviar mensajes de texto o realizar una llamada? En Unidos Legales, desde nuestras oficinas en Canoga Park, recibimos muchos casos sobre accidentes y lesiones personales. Y sabemos que la principal causa de los accidentes es el manejar distraído. Hoy hablaremos particularmente de escribir y enviar mensajes de texto cuando estamos manejando, y de los tipos de accidentes que han sido provocados por llevar a cabo esta acción.

En base a diferentes estudios, el enviar y escribir mensajes de texto puede ser aún más peligroso que si manejaras en estado de ebriedad. Los reflejos son aún más lentos que una persona que se encuentra bajo los efectos del alcohol, y en cuestión de segundos podrías atravesar una distancia equivalente a un campo de fútbol. ¿Te imaginas manejar a través de esa distancia con los ojos cerrados? Pues eso es exactamente lo que ocurre cuando desviamos nuestra atención para ponerla en el celular.

Según datos proporcionados por la NHTSA, 13 por ciento de las muertes por accidentes y 6 por ciento de las lesiones resultantes de estos, ocurrieron cuando alguno de los conductores se encontraba realizando una actividad en su teléfono celular.

Al quitar la vista del camino, dejas de observar las señales de tránsito, los movimientos de otros vehículos, no ves a ciclistas o peatones que pueden de repente incorporarse al camino, y mucho menos si hay alguna construcción o reparación conforme avanzas.

Algunas de las posibles consecuencias pueden ser:

        Chocar contra otro vehículo

        Atropellar a un ciclista o a un peatón

        Chocar contra un equipo que esté realizando una reparación

        Chocar contra algún obstáculo que se presente en el camino

Cualquier accidente de este tipo puede provocar heridas graves en las víctimas y en los conductores: fracturas, lesiones de la médula espinal, amputaciones, lesiones cerebrales, hemorragias internas y daños en órganos, y por supuesto, la muerte.

No hay nada que justifique el uso del celular mientras manejas. Definitivamente, no vale la pena que por revisar un mensaje de texto, una persona deje de regresar a casa ese día con su familia.

Una llamada, un mensaje, una foto… todo puede esperar unos minutos en lo que llegas a tu destino.

La probabilidad de que te veas involucrado en un accidente mientras envías o recibes un mensaje de texto, incrementa en un 23%. Los dispositivos de manos libres no son realmente seguros. Al usar el teléfono o hablar incluso haciendo uso de ellos, dividen tu atención cognitiva y eso enlentece tu tiempo de respuesta y tus reflejos. No confíes en estos tampoco como un medio para seguirte comunicando mientras manejas.

En Unidos Legales contamos con una amplia experiencia en el manejo accidentes y lesiones personales. Llámanos hoy en Canoga Park para asesorarte.